Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

X

Visítanos

Alberto Alcocer, 8

28036, Madrid

Llámanos

910566583

Escríbenos

hello@nakedconcept.es

30 de enero, 2017

10 beneficios del yoga

Beneficios del yoga

Si practicas yoga de forma regular, probablemente hayas notado algunos beneficios: tal vez estés durmiendo mejor o teniendo menos resfriados, o simplemente te sientas más relajado y tranquilo.

Sin embargo, el yoga tiene muchos beneficios que van más allá de esto; puede prevenir enfermedades e incluso ayudar a recuperarse de las mismas. Hemos recopilado los mayores 15 beneficios de practicar yoga:

1. Mejora tu flexibilidad

La flexibilidad mejorada es uno de los beneficios más evidentes del yoga. Durante tu primera clase, probablemente no podrás ni tocarte los dedos de los pies. Pero si perseveras, te darás cuenta de que vas mejorando gradualmente y finalmente, llegarás a hacer posturas aparentemente imposibles.

Probablemente, también notarás que algunos dolores comienzan a desaparecer. Esto no es por casualidad. Las caderas con tensión pueden tensar la articulación de la rodilla debido a la alineación incorrecta del muslo y de las espinillas; el estrechamiento en los isquiotibiales puede conducir a un aplanamiento de la columna lumbar, que puede causar dolor de espalda, etc. Al flexibilizar y relajar los músculos, estas tensiones se alivian y el dolor desaparece.

2. Desarrolla la fuerza muscular

Los músculos fuertes hacen más que dar un buen aspecto. También nos protegen de condiciones como la artritis y el dolor de espalda. Y cuando construyes fuerza a través del yoga, la equilibras con flexibilidad.

3. Perfecciona tu postura

Tu cabeza es como una bola de bolos - grande, redonda y pesada. Cuando está bien equilibrada sobre la columna, el cuello y los músculos de la espalda no tienen que hacer apenas esfuerzo para sostenerla. Sin embargo, sin la mueves unos centímetros hacia delante, comienzas a tensar esos músculos. Sostén la cabeza con una inclinación hacia adelante durante ocho o 12 horas al día y verás que es agotador.... Y la fatiga podría no ser tu único problema; una mala postura puede causar problemas en la espalda, el cuello y otros músculos y articulaciones.

4. Evita la rotura de cartílago y articulaciones

Cada vez que practicas yoga, mueves tus extremidades en su rango completo de movimiento. Esto puede ayudar a prevenir la artritis degenerativa activando áreas de cartílago que normalmente no se utilizan. El cartílago articular es como una esponja; recibe nutrientes frescos sólo cuando su fluido es expulsado y se puede absorber un nuevo suministro. Sin el sustento adecuado, las áreas de cartílago descuidado pueden eventualmente desgastarse, exponiendo el hueso subyacente como pastillas de freno desgastadas.

5. Protege la columna vertebral

Los discos espinales -los amortiguadores entre las vértebras que pueden herniar y comprimir los nervios- anhelan el movimiento. Esa es la única forma en la que obtienen sus nutrientes. Si tienes una práctica de asana equilibrada con giros y estiramientos de espalda, ayudarás a mantener tus discos flexibles.

6. Mejora tu salud ósea

Está bien documentado que el ejercicio de carga de peso fortalece los huesos y ayuda a prevenir la osteoporosis. Muchas posturas de yoga requieren que levantes tu propio peso. Y algunas, como el perro hacia abajo y hacia arriba, ayudan a fortalecer los huesos de los brazos, que son particularmente vulnerables a las fracturas osteoporóticas. En un estudio realizado en la Universidad Estatal de California, la práctica del yoga aumentó la densidad ósea en las vértebras. Además, la capacidad del yoga para bajar los niveles de la hormona del estrés cortisol puede ayudar a mantener el calcio en los huesos.

7. Aumenta el flujo sanguíneo

Los ejercicios de relajación que aprendes en yoga pueden ayudar a tu circulación, especialmente en manos y pies. El yoga también consigue un mayor aporte de oxígeno a tus células, que funcionan mejor como resultado. Las posturas de torsión están diseñadas para exprimir la sangre contaminada de los órganos internos y permitir que la sangre oxigenada fluya en una vez que la torsión se libera. Las posturas invertidas mueven la sangre de las piernas y la pelvis hacia el corazón, donde puede ser bombeada a los pulmones para oxigenarse.

8. Drena tu linfa y aumenta tu inmunidad

Cuando contraer y estiras los músculos, mueves tus órganos, y entras y sales de las posturas de yoga, aumenta el drenaje de la linfa (un líquido viscoso rico en células inmunes). Esto ayuda al sistema linfático a combatir las infecciones y a eliminar los residuos tóxicos del funcionamiento celular.

9. Facilita un estilo de vida saludable

Moverse más, comer menos – el yoga puede ayudar en ambos frentes. Una práctica regular te hace moverte y quemar calorías, y la dimensión espiritual y emocional de tu práctica puede animarte a abordar cualquier problema de peso en un nivel más profundo. El yoga también puede inspirarte a convertirte en un comedor más consciente.

10. Te ayuda a enfocarte

Un componente importante del yoga se centra en el presente. Los estudios han encontrado que la práctica regular de yoga mejora la coordinación, el tiempo de reacción, la memoria, e incluso las puntuaciones de CI. Las personas que practican la Meditación Trascendental demuestran la capacidad de resolver problemas y adquirir y recuperar información mejor, probablemente porque están menos distraídos por sus pensamientos.

Instalaciones de Naked

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios:

Anais · hace 1 mes
Me gusta mucho vuestra pagina. Un abrazo

Entradas relacionadas

03/01/2017

4 trucos diferentes para hidratarte antes y después de una clase de yoga

Beber 7-8 vasos de agua todos los días es la forma más habitual de mantener nuestro cuerpo bien hidratado.

leer