Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

X

Visítanos

Alberto Alcocer, 8

28036, Madrid

Llámanos

910566583

Escríbenos

hello@nakedconcept.es

03 de enero, 2017

4 trucos diferentes para hidratarte antes y después de una clase de yoga

Trucos para hidratarse después de yoga

Beber 7-8 vasos de agua todos los días es la forma más habitual de mantener nuestrocuerpo bien hidratado, pero existen otras formas complementarias y alternativas deconseguir una salud óptima además de beber agua natural pura. Nosotros te ofrecemos4 consejos que te ayudarán a aplacar la sed y satisfacer tus necesidades de H2O, antesy después de una clase de yoga.

1. Cómete el agua

Estar adecuadamente hidratado es imprescindible para que nuestro metabolismofuncione en un nivel óptimo, y comer determinados alimentos pueden ayudarte aalcanzarlo. Las frutas, verduras, sopas y granos rehidratados tienen un alto contenido deagua, especialmente la calabaza al vapor, los champiñones, los canónigos y la lechuga,el pepino, el calabacín, los brotes de soja ecológica, el rábano, el apio, la sandía y lasbebidas vegetales como la “leche” de almendras.

También es importante consumir cantidades adecuadas de potasio, que ayuda arestaurar y mantener el equilibrio electrolítico y la hidratación celular, y el funcionamientodel músculo esquelético, cardiaco y del sistema nervioso. Para asegurarte de obtenersuficiente cantidad de este mineral esencial, incluye alimentos en tu dieta habitual comolegumbres cocinadas, edamame cocinado con vaina, plátano, pepino y el bulbo delhinojo. Las especias naturales para condimentar nuestros platos de verduras y frutascontienen elevadas cantidades de potasio como la albahaca, el eneldo, el comino, elpimentón, el curry, el hinojo y el orégano.

2. Pre-hidrata

El truco para mantenerse adecuadamente hidratado es, para empezar, evitar tener sed,ya que la sed es la primera señal de nuestro cuerpo que debemos reconocer comosíntoma de deshidratación. Así que, si vas a clase de yoga asegúrate de beber antes dellegar. "La pre-hidratación en yoga es esencial para evitar la rigidez y los calambres",dice Kara Lydon, RD, nutricionista de Boston e instructora de yoga. Pero no te bebasuna botella de agua justo antes de que comience la clase, advierte, o puedes terminarsintiéndote hinchada durante la práctica. En vez de eso, bebe lentamente dos vasos deagua durante la hora antes de clase.

3. Re-hidrata

¿Crees que has terminado de hidratarte cuando sales de clase? ¡Piensa otra vez! La re-hidratación es tan importante como la pre-hidratación. Katie Cavuto, una nutricionista deFiladelfia, recomienda beber por lo menos 4 vasos de agua después de clase parareemplazar los líquidos perdidos.

4. Refuerza tu bebida

A veces, el agua natural nos da pereza. Para darle un shot de sabor, prueba a introducirunos trozos de fruta fresca de temporada o un manojito de hierbas (el pepino, el pomeloy la menta son nuestros favoritos en Naked). Esto, además de darle sabor al agua, tepermitirá asimilar algunos nutrientes esenciales y las vitaminas de los toppings que hasañadido. Así podrás motivarte para beber todo el líquido que tu cuerpo necesita, ¡de unaforma deliciosa!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

30/01/2017

10 beneficios del yoga

Si practicas yoga de forma regular, probablemente hayas notado algunos beneficios.

leer