Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

X

Visítanos

Alberto Alcocer, 8

28036, Madrid

Llámanos

910566583

Escríbenos

hello@nakedconcept.es

17 de enero, 2017

8 motivos por los que el yogur griego puede ser beneficioso para tu salud

Beneficios yogur griego

Pocas veces hemos oído hablar de forma positiva de las propiedades y beneficios de un producto de origen milenario, el yogur griego.

 Sin embargo, incluir una ración de yogur griego dentro de una dieta variada y equilibrada y en combinación con la práctica de actividad física habitual, puede aportarte nutrientes esenciales para tu organismo e incluso ayudarte a mantener un mejor estado de salud y estado corporal.

Nos referimos, por supuesto, al consumo yogures griegos de procedencia ecológica y elaborados de forma tradicional.

El yogur griego se obtiene al separar mediante filtrado el suero líquido del yogur normal, lo que le confiere una textura más densa y espesa, más rica en proteínas, grasas e hidratos de carbono presentes de forma natural en la materia prima original.

Para los amantes del yogur griego, esta textura más cremosa y su sabor más palatable hacen de este yogur una variedad exquisita, que se puede utilizar en combinación con otros alimentos para obtener recetas sorprendentes.

1. El poder de las proteínas

Las proteínas son uno de los macronutrientes esenciales que nuestro cuerpo necesita incorporar a través de los alimentos externos y en cantidad adecuada para mantener una buena salud. En concreto son esenciales para el crecimiento celular, la construcción de músculos y la reparación de tejidos.

El yogur griego, es una buena fuente de proteínas de buena calidad y de fácil asimilación, permitiéndonos sustituir otros alimentos proteicos de origen animal de peor digestión como la carne.

2. Los probióticos ayudan a regularte

El yogur griego es una fuente de probióticos naturales. Los probióticos son microorganismos vivos tales como bacterias y levaduras beneficiosas que están presentes de forma habitual en nuestro sistema digestivo.

Tener una adecuada flora bacteriana intestinal nos ayuda a mantenernos en un mejor estado de salud, físico y corporal. Sin un equilibrio adecuado de bacterias intestinales, otros microorganismos perjudiciales pueden causar un efecto nocivo en nuestro organismo y causar un daño a nuestro funcionamiento digestivo y nuestro sistema inmunológico.

3. ¡Consigue tu B12!

La vitamina B12 es necesaria para un buen funcionamiento del cerebro, y el yogur griego está lleno de ella.

Las personas vegetarianas consumen a menudo una dieta deficiente en vitamina B12, que se encuentra principalmente en alimentos de origen animal, por lo que el yogur griego es una buena opción para enriquecer la dieta en esta vitamina.

4. El potasio compensa el exceso sodio

La mayoría de los occidentales ingerimos demasiada cantidad de sodio en nuestra dieta.

El yogur griego es bajo en sodio, y además es alto en potasio.

¿Qué tiene que ver el uno con el otro? En el cuerpo debe haber un equilibrio apropiado entre el sodio y el potasio, y el yogur griego puede ayudarte a mantener las proporciones correctas.

5. Un alimento para recuperarnos después del entrenamiento

El yogur griego puede ser una opción alternativa y saludable después de un entrenamiento físico exigente. Permite recuperar a tu organismo algunos de los nutrientes que ha consumido durante el ejercicio, además de producir saciedad hasta la próxima ingesta que realices, gracias a elevada cantidad de proteínas y grasa que contiene.

No sólo te hará aguantar hasta tu próxima comida, sino que además contiene proteínas que pueden reparar los daños causados ​​por el ejercicio.

El yogur griego es rico en aminoácidos esenciales que forman las proteínas de nuestro cuerpo, y las proteínas son los bloques de construcción para regenerar el tejido muscular y reparar el daño de las fibras. Agrega un plátano o algunas bayas para un aperitivo post-entrenamiento lleno de nutrientes.

6. El yodo mantiene tu peso bajo control

El yogur griego es una fuente de alimentos rica en yodo. El yodo es importante para mantener una función adecuada de la glándula tiroides, esencial para tener un metabolismo saludable.

Las hormonas tiroideas producidas por esta glándula, de las que forma parte el yodo, son importantes en el crecimiento y desarrollo del sistema esquelético, en el desarrollo y maduración del sistema nervioso y en el metabolismo energético de nuestro organismo, ayudando, entre otras funciones a mantener la temperatura corporal.

7. El calcio es clave para mantenerse en forma

Otro beneficio clave del yogur griego es su alto contenido en calcio.

El calcio es un mineral esencial clave en el desarrollo del hueso y los dietes y además participa en el correcto funcionamiento del sistema nervioso y muscular. Regula la producción de la hormona cortisol, reduciendo el estrés y mejorando nuestro metabolismo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

27/05/2017

Sweet Pulp Fiction Muffin

Os habréis preguntado qué hacer con la pulpa que os sobra de esos deliciosos zumos que os preparais.

leer

23/01/2017

Good morning pudding

Otra alternativa saludable y muy, muy rica para empezar el día es esta receta de pudding de chía y mousse de chocolate vegana.

leer

09/01/2017

Zumos healthy para empezar bien el día

La Navidad es una época normalmente llena de excesos: cenas con amigos, copas de más, comidas familiares que parece que tienen 12 platos…

leer